Bienvenidos a De Gusanos y Lombrices. Sabemos de Cine. En serio.

martes, 9 de febrero de 2016

Vuelve The Cult (Hidden City, 2016).

The Cult 4Ever, o la sencillez como virtud. Los viejos rockeros nunca mueren aunque lleven 30 años cantando la misma canción lo mismo que Vivaldi compuso 100 veces el mismo concierto. 

Hinterland, de su nuevo álbum Hidden City

lunes, 1 de febrero de 2016

25 Años de... su puta madre... ¡¡¡1991!!!

1991

 


Ten de Pear Jam, Nevermind de Nirvana, Blood Sugar Sex Magik de Red Hot Chili Peppers, Achtung Baby de U2, el Black Album de Metallica, Out of Time de R.E.M., Cypress Hill de Cypress Hill, Screamadelica de Primal Scream, Schubert Dip de EMF, Badmotorfinger de Soundgarden, Tiny music... de Stone Temple Pilots, The Reality of my Surroundings de Fishbone, De La Soul is Dead de De La Soul...


¿Sigo?...


Fuck you! si ustedes no fueron jóvenes, como yo sí lo fui y como así lo atestigua la foto (una foto muy natural, para nada una pose...), en 1991, uno de los mejores años musicales de la Historia de la Humanidad.


1991
A long, long, long, long time ago,
before the wind
before the snow...

miércoles, 27 de enero de 2016

Estrellando Películas. Cine de Estreno Palomitero. Tarantino, Star Wars y una buena película.

Los Odiosos Ocho (2015, Quentin Tarantino)*** Que sí, que la banda sonora de Ennio Morricone está muy bien y suena muy madura musicalmente hablando, aunque no suene a spaguetti western (que era lo que todo el mundo esperaba); y bien que hace porque esta película no es un western. Que sí, que la realización y la fotografía del clasicismo posmoderno made in Tarantino son sobresalientes, como siempre. Que sí, que las fotos promocionales y los fotogramas de las películas son muy chulos...


... pero, qué quieren que les diga, la verborrea de sus interminables diálogos es insufrible. Muchísimas páginas de guión para contar una anécdota que yo encontré muy poco interesante.

Star Wars: El Despertar de la Fuerza (2015, J.J. Abrams)**** Reconozcámoslo aquí y ahora: el fenómeno Star Wars es puro fetichismo cinematográfico. J.J. Abrams no se ha complicado la vida y nos ofrece un remake de la original Star Wars de 1977 porque, además de los guiños más o menos graciosos a la película original, El Despertar de la Fuerza cuenta exactamente lo mismo que ya se contó hace casi 40 años. A lo seguro. No tiene nada de malo porque el resultado es notable y, en este caso, nos libramos de la indigesta cháchara de C-3PO. Resumiendo, un espectáculo con todo lo que mola de verdad de todo el universo Star Wars: los soldados imperiales y las espadas láser.

Mi Gran Noche (2015, Álex de la Iglesia)** Repito lo que ya he dicho muchas veces: Álex de la Iglesia no sabe hacer Cine.

Regresión (2015, Alejandro Amenábar)*** Sorprendentemente convencional. Interés cinematográfico casi nulo. La salva lo de "basado en hechos reales" porque de esos "hechos reales" en los que se basa se concluye una moraleja edificante.

Legend (2015, Brian Helgeland)***. Tom Hardy hace muy bien del hermano cuerdo pero muy mal del hermano pirado que componen esta pareja de gemelos (los gemelos Kray) que controlaban el inframundo del hampa del Londres de los años 60. O sea, unos hampones pop. Notable diseño de producción. Mal rematada.

Vamos con la buena.


La Habitación (2015, Lenny Abrahamson)***** 

Recomiendo ver esta película sin saber absolutamente nada de la trama ni ver trailers ni nada de nada. Confíen ciegamente en mí y disfruten de esta original y gran película que seguramente se colará en el Top Ten 2016. La estrenan en febrero (creo). No se la pierdan. Pequeña Gran Joya del Cine. Magistral.

Hay tantas pequeñas cosas maravillosas...

miércoles, 20 de enero de 2016

Mis canciones favoritas. Kéren Chave (aka Keren Savorale Drom aka Amari Szi Amari).

Cuando canta el pueblo a las orquestas sinfónicas no les queda otra que agachar las orejas.

El folclore es la teta de la que todos maman y el vientre al que todos los creadores desean volver cuando la vida (artística) se acaba. No sabemos quién inventó la rueda o el fuego, ni quién fue el primer loco al que se le ocurrió subirse a la grupa de un caballo. Como tampoco sabemos, ni sabremos nunca, el nombre de los autores de tantas y tantas canciones que han sobrevivido al paso de los siglos. Desde aquí enviamos nuestro agradecimiento a todos estos hombres y mujeres: Mr Anónimo & Mrs. Tradicional.

¿Tienen ustedes que acudir próximamente a alguna boda en Hungria?. ¿Sí?; entonces más vale que escuchen la canción que va a sonar a continuación porque van a tener que bailar al ritmo de sus notas, casi con toda seguridad, tras la ceremonia. ¿No?; igualmente deberían escuchar la canción que les proponemos hoy: Kéren Chave, también conocida como Amari Szi Amari según se cante en en húngaro o en romaní (la estupendísima versión del cuarteto de cuerda Csokolom se incluía en la bso de la pelicula Todo Está Iluminado que recomendábamos aquí).

Mi versión favorita, de entre las que pululan por youtube, es la del grupo húngaro Ando Drom, especialistas en el folclore romaní (gitano) del Este de Europa. Los gitanos: maestros en eso de la improvisación musical (para los melómanos; recordemos la obra que les dedicó a estas músicas el maestro Maurice Ravel: Tzigane = Húngaro = Cíngaro  = Gitano = etc, etc).

Con todos ustedes otro de los grandes éxitos del gran compositor Anónimo:  
Kéren Chave o Amari Szi Amari, como prefieran: 

miércoles, 13 de enero de 2016

Pedro, el Lobo y David Bowie (1978).

Play

"Esta es la historia de Pedro y el Lobo.
Cada personaje en el cuento es representado por un instrumento diferente de la orquesta. 
Por ejemplo, el pájaro será interpretado por la flauta. 
El pato por el oboe. 
El gato por el clarinete. 
El fagot representará al abuelo. 
El lobo por las trompas. 
Y Pedro por las cuerdas. 
La explosión de las escopetas de los cazadores será interpretada por los timbales.
¿Estás sentado cómodamente?. Entonces voy a comenzar.

Una mañana temprano, Pedro abrió la puerta y salió al gran prado verde..."



Acaban de escuchar la voz de  David Bowie en una grabación de 1978 para un estupendo disco en el que interpretó al narrador de la inmortal obra de Sergei Prokofiev Pedro y el Lobo (1936). Un célebre cuento sinfónico que Bowie quiso regalar a su hijo de 7 años. Le acompañaron para la ocasión, nada más y nada menos, que la Orquesta de Philadelphia y el grandísimo director Eugene Ormandy.

Si quieren disfrutar de la obra completa, les invito a que disfruten de este famoso corto de animación que pone imágenes al primer cuento musical de la Historia: Pedro y el Lobo que incluye una de las 10 melodías más hermosas del siglo XX: el tema de Pedro (ya saben, el de la sección de cuerdas de la orquesta del vídeo con el que se abre este post).

miércoles, 16 de diciembre de 2015

No todo en los 80 fue un horror. El ángel Cassiel de Wim Wenders.

Hubo un tiempo en el que fui un adolescente cinéfilo de los de videoclub de VHS y de los que no alquilaban una película "comercial " o "hollywoodiense" ni aunque me ahorcaran, salvo que aparecieran tías macizas. Un ejemplo de esta clase de honrosas excepciones:


A tope.

Afortunadamente, ese tiempo del que hablo coincidió  con... 
¡la ominosa década de los 80!
con lo que tampoco me perdí gran cosa.

Mientras algunos colegas de generación y filia proclamaban rey del cine alternativo a David Lynch o David Cronenberg, yo, horrorizado por los pueriles bodrios ochenteros de estos señores (los de los Davids, no los de mis colegas), tuve que buscar refugio en nuestro viejo y amado continente, y cuando en 198ytantos vi comenzar París, Texas...


... comencé a interesarme por la filmografía de un director alemán llamado Wim Wenders.

Alicia en las ciudades, En el curso del tiempo, El amigo americano, El cielo sobre Berlín y ¡Tan lejos, tan cerca! me hicieron proclamar, en aquel entonces, a Herr Wenders como el director más interesante de la década de los 80. 

Ahora me da pereza revisar si yo tenía razón o no porque me da pereza casi todo. Pero el caso es  que la otra noche soñé con el ángel Cassiel (Otto Sander) y he sentido el impulso de traer hoy a nuestro blog el comienzo de ¡Tan lejos, tan cerca! (1993), continuación de El cielo sobre Berlin (1987) y uno de los arranques cinematográficos que más me han impresionado ever. Inolvidable Cassiel encaramado en lo alto de la estatua de la Columna de la Victoria berlinesa. Nunca he sentido tantos deseos de ser creyente como viendo estas dos películas de Wim Wenders.

Más tarde Wenders se desinfló como un globo de helio, pero ésa ya es otra historia...
Disfruten de este momentazo, cima del Cine Intelectual (sea lo que sea lo que eso signifique):

viernes, 11 de diciembre de 2015

Clásicos Imprescindibles. La Rapsodia Española (1908) de Maurice Ravel.

Uno de las exponentes más significativos de la grandeza del compositor francés Maurice Ravel fue su simpatía hacia España. Dos de sus obras más célebres destilan aroma hispano: su Pavana para una infanta difunta y el universalmente conocido Bolero (inspirado por la suite para piano Iberia de Isaac Albéniz). Amén de otras menos populares como la Alborada del gracioso o su ópera La Hora Española.

Y eso no es todo. Una composición más del genio impresionista francés posee un título (e influencia) incluso más explícito:

la Rapsodia española.

Ravel es, para el que esto escribe, el compositor más elegante de la Historia de la Música (sea lo que sea lo que signifique eso en mi cocorota). Prodigioso orquestador, gran pianista y maestro en todos los géneros clásicos que cultivó (y que no fueron pocos), Ravel es, sin duda, un músico imprescindible del que vamos a escuchar ahora, para asombro de propios y extraños, el 4º y más agitado pasaje, Feria, de su suite de danzas Rapsodia española. Castañuelas incluidas. Atentos al final.

lunes, 30 de noviembre de 2015

25 Años de... Muerte entre las Flores (1990, Joel Coen).

-¿Qué estás rumiando?
- Un sueño que tuve. Caminaba por un bosque, no sé por qué. De pronto se levantaba viento y me arrebataba el sombrero.
- Y tú lo perseguías, ¿verdad?. Corrías y corrías, hasta que finalmente lo alcanzabas y lo recogías del suelo. Pero ya no era un sombrero, sino que se había transformado en otra cosa, en algo maravilloso.
- No, seguía siendo un sombrero. Y no lo perseguía. Nada más tonto que un hombre persiguiendo su sombrero.


A ver, Miller´s Crossing es una obra maestra del Cine. Es una película perfecta. Una de las indiscutibles Top 5 del Cine del género de Gangsters. Es la mejor película jamás filmada del subgénero del Cine de Sombreros...


Y, por si fuera poco, incluso tiene un título patrio poco fiel al original pero superior, sin duda, en lirismo. Hermosísimo.

Muerte entre las Flores.

Se cumplen ahora 25 años de este prodigio que, además de homenajear a El Padrino, cuenta con una de las mejores bandas sonoras ever por obra y gracia del gran Carter Burwell.

Disfruten de esta maravillosa música y, si no han visto la película todavía.., ya están tardando. Palabra de Gusano.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails